En Chile son muchas las personas que buscan adquirir una propiedad como inversión, pero pocos saben realmente cómo tomar una decisión tan acertada como conveniente.

En ese sentido, la Gestión Inmobiliaria en Chile se alza como la instancia necesaria para que los futuros propietarios puedan tomar una decisión con base en un abanico de ofertas previamente filtrado.

¿Sabías que, en Chile, 1 de cada 3 inmuebles se vende a inversionistas? Esto permite dar cuenta de la rentabilidad que ofrecen los bienes raíces como proyecto de inversión, resguardando el capital de quienes buscan ir asentando las bases de un futuro más tranquilo y próspero.

Sin embargo, pese a lo atractivo que pueda resultar la idea de adquirir una propiedad como inversión, es indispensable buscar la asesoría de inversiones inmobiliarias para tomar una decisión de la cual no quieras arrepentirte después.

Gestión inmobiliaria en Chile: resguardando la inversión

Antes de entrar en el detalle de cómo operan los gestores inmobiliarios, ¿sabes a qué se refiere este concepto?

Un gestor inmobiliario es una empresa o persona que se dedica al asesoramiento, gestión y mediación en lo que a bienes raíces respecta, apoyando tanto en lo que a venta y alquiler se refiere (propietario), como a la compra de una propiedad (inversionista).

De esta forma, una empresa de gestión inmobiliaria y asesorías habitacionales puede ser el mejor aliado para quienes buscan comprar una propiedad pensando en invertir, buscando las mejores ofertas del mercado de acuerdo con las características que busca el comprador, como cantidad de metros cuadrados, cantidad de habitaciones y baños, sector y orientación, entre otras.

En cuanto al proceso, una empresa de gestión inmobiliaria y asesorías habitacionales está capacitada para acompañar al comprador o vendedor en todos los trámites asociados a la compraventa de un inmueble, representando una ayuda importante para quienes buscan invertir en propiedades, pero no tienen claridad respecto a los detalles o procesos involucrados.

En ese sentido, un gestor inmobiliario está capacitado para acompañar al inversionista en procesos como:

  • Registro de propiedades.
  • Hipotecas.
  • Contratos.
  • Tasaciones.

En la misma línea, una empresa de gestión inmobiliaria puede ser de gran ayuda tanto para vendedores como para quienes buscan adquirir un inmueble, apoyando en procesos como:

  • Preparación del inmueble para su venta.
  • Elaborar las fichas de presentación de las propiedades.
  • Concertar las citas con quienes están interesados en revisar una propiedad.
  • Negociar los contratos de compra y venta.
  • Gestionar el papeleo necesario para que tanto vendedor como comprador puedan simplificar su participación.
  • Asesoramiento jurídico para despejar cualquier duda que pudiera surgir desde ambas partes.

 

Como ves, un gestor inmobiliario puede ser tu mejor aliado a la hora de pensar en adquirir una propiedad, especialmente considerando que se trata de un mercado con una jerga técnica que, en ocasiones, puede causar confusiones. Además, entendiendo que se trata de una inversión considerable, es necesario hacerla tomando todos los resguardos posibles.

Por eso, a la hora de pensar en adquirir un departamento como inversión, procura investigar las distintas alternativas en lo que a asesoría de inversiones inmobiliarias se refiere y opta por empresas o corredores de propiedades de gran trayectoria y experiencia comprobada, pues solo así podrás asegurarte de operar con verdaderos referentes del rubro.